Introducción a la bolsa y al mercado de valores

Publicado en: bolsa

Hoy en día, con la crisis económica y los escándalos financieros, la gente suele huir de la bolsa… No obstante, comenzaré a escribir una serie de artículos de introducción a la bolsa y al mercado de valores y su operativa porque ahora o en el futuro a alguien le puede interesar probar a invertir.

La bolsa o mercado de valores, como su propio nombre indica, no es más que un mercado global en el que se compran y venden acciones de empresas. En España, existen 4 sitios físicos donde se realizan estos intercambios de acciones, las Bolsas de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao. Cuando no existían los ordenadores ni Internet, sólo se podían comprar y vender acciones cotizadas en mercados oficiales en estos sitios físicos. Pero desde finales de los 80 existe el SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil Español), gestionado por la Sociedad de Bolsas, que es una plataforma electrónica para la negociación de valores de renta variables admitidos a negociación en las 4 bolsas españolas.

En España, la contratación se realiza cuando los mercados están abiertos, habitualmente de 9:00 a 17:35 los días laborables. Desde las 8:30 hasta las 9:00 se realiza la subasta de apertura, donde se pueden introducir, modificar y cancelar órdenes, pero el cruce (la compraventa real de acciones) no se produce hasta las 9:00. Desde las 9:00 hasta las 17:30 se produce la contratación, donde se cruzan las órdenes de compra y venta, con lo que las acciones van cambiando de propietario. Al cierre de los mercados, entre las 17:30 y las 17:35, se vuelve a producir otra subasta (subasta de cierre) donde los cruces no se producen hasta el final, a las 17:35.

Durante todo este horario se han ido realizando compraventa de acciones a diferentes precios, según el interés de los inversores en las acciones. Si los inversores están interesados en las acciones de una empresa, lo normal es que el precio de las acciones vaya subiendo, por haber mucha demanda, ya que la gente que quiera vender lo hará a precios altos y los interesados en comprar no les importará hacerlo a precios altos por estar muy interesados (porque si no comprará otro). Si por el contrario, nadie está interesado en las acciones de una empresa, lo habitual es que vaya bajando su precio porque no hay gente dispuesta a comprar y los pocos que quieran hacerlo lo querrán a bajo precio, con lo que los que quieran vender no tendrán más remedio que hacerlo a precios bajos. Esta es una explicación muy básica de la ley de la Oferta y la Demanda, la realidad es mucho más compleja e intervienen muchos más factores.

Para comprar y vender acciones es necesario hacerlo a través de un agente autorizado para operar en bolsa, habitualmente un banco o agencia de valores. Hasta hace unos años, para operar en bolsa era necesario desplazarse o llamar por teléfono al banco o a la agencia de valores y dar las órdenes de compra y venta a una persona física, que lo transmitía al mercado de valores, muchas veces con cierta demora de incluso algunas horas, con lo que el precio deseado de compraventa podía variar mucho. Con el avance de las nuevas tecnologías, invertir en bolsa ha dejado de estar sólo al alcance de unos pocos, ya que es posible hacerlo uno mismo en tiempo real por Internet y sin esperas.

Esta ha sido una introducción muy básica a la bolsa y su operativa, en próximos artículos explicaré más detalles para operar en bolsa, las mejores agencias y recomendaciones.

Comentarios de los lectores

Es una buena forma de abrir los ojos a muchos de los que quieren hacer dinero en la bolsa, esto no es una forma facil de hacer dinero, o eso es lo que muchos piensan…

#1 
Escrito por tomas el 29 de Mayo de 2010

Escribe un comentario

requerido, usa el nombre real
requerido, no será publicado
opcional, la dirección de tu web