Prefiero ser autónomo que asalariado

Publicado en: Opinión

En estos tiempos de dura crisis económica, sobretodo en España, con perspectivas para 2012 y 2013 que parece que vayan a ser peor de lo que ya son, prefiero ser autónomo que asalariado. Tengo la suerte de trabajar en un medio como Internet (que aunque se estanque un poco por la crisis se supone que nunca retrocederá) en el que se puede ganar dinero desde casa, y desde hace tiempo soy autónomo. Viendo cómo se está poniendo de negro el asunto, la frase “Virgencita, que me quede como estoy” parece que cada día tiene más sentido. Con la última reforma laboral que afecta fundamentalmente a los trabajadores asalariados de la empresa privada y los recortes de sueldo y empeoramiento de las condiciones para los trabajadores asalariados del sector público (empleados públicos, funcionarios e interinos), me encuentro en una situación de cierto privilegio y alivio de pertenecer al sector de los autónomos que trabajan por su cuenta y riesgo.

Trabajando en casa como freelance, en el sector de Internet, hoy por hoy creo que todo son ventajas. No estoy sujeto a ninguna reforma laboral, soy mi propio jefe, no tengo horarios, los gastos son mínimos (ordenador e Internet), no necesito préstamos ni inversiones y las ganancias no están limitadas por un sueldo fijo. Lamento todos los problemas que afectan a los trabajadores asalariados públicos y privados y el aumento del paro hasta alcanzar cifras nunca vistas, pero afortunadamente de momento no me afectan y espero que sigan sin afectarme. Actualmente, tanto en el sector público como privado, es imposible ganar más dinero trabajando más, sencillamente porque no hay más dinero y no hay más trabajo. Al contrario, cada vez los sueldos son menores y hay menos trabajo.

En la situación tan mala del mercado laboral español actual, si alguien me ofreciera ahora mismo un trabajo fijo de asalariado o incluso de funcionario lo rechazaría directamente. En otros tiempos un trabajo fijo daba la seguridad de una nómina fija a final de mes, pero hoy en día ya no, estando expuesto a las fluctuaciones de las políticas económicas y gubernamentales, formando parte de una masa social que va viendo disminuidos sus derechos conforme pasa el tiempo y la crisis se hace más profunda. Formando parte de la masa de los millones de trabajadores del sector privado nos vemos perjudicados por los convenios colectivos y reformas laborales que afectan a todos por igual. Siendo empleado público igual, se ven perjudicados por los inevitables recortes (porque no hay dinero) que los gobiernos y administraciones locales, autonómicas y centrales se ven obligados a hacer.

Así que por todo lo anterior ahora mismo prefiero mucho más ser autónomo que asalariado.

Escribe un comentario

requerido, usa el nombre real
requerido, no será publicado
opcional, la dirección de tu web