Rescate a Chipre 2013, el primer corralito de la Zona Euro aplica una quita a los depósitos bancarios

Publicado en: ahorro,Crisis,Impuestos

dinero-colchonEl reciente rescate a Chipre por parte de la Unión Europea con 10.000 millones de euros tiene una serie de condiciones inéditas hasta ahora en Europa. Para asegurarse la devolución del rescate, aparte de subir el impuesto de sociedades, una de las condiciones más impactantes de la Troika (trío formado por la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) es el cobro de un impuesto de pago único a todos los depositantes de dinero en los bancos. Así, a todos los ahorradores que tengan su dinero en cuentas de bancos de Chipre, se les aplicará una quita en su dinero del 6,75% del saldo que tengan en cuenta si tienen menos de 100.000 euros y del 9,9% a los que tengan más de esa cantidad, es decir se les confiscará parte de su dinero. Para lograr cobrar este impuesto, el Gobierno chipriota ha ordenado a los bancos retener las cantidades correspondientes en todos los saldos, de manera que los titulares no puedan retirarlo. En un primer momento también se ha bloqueado  el acceso a la banca online para evitar las transferencias indiscriminadas. Este primer “corralito” que se produce en Europa se ha ejecutado en sábado, con los bancos y bolsas cerradas, y ha originado el pánico de los ahorradores, que han acudido en masa a retirar su dinero de los cajeros automáticos.

Actualización (18/03/2013): Parece que el parlamento de Chipre negocia nuevas condiciones menos duras para los pequeños ahorradores, de manera que se rebaja la quita al 3% para los saldos menores de 100.000 euros (en lugar del 6,75%) y se aumenta al 12,5% (desde el 9,9%) a los depósitos de más de 100.000 euros. Además, podrían quedar exentos del impuesto los saldos de menos de 20.000 euros.

Aunque he leído en foros de Internet que esto perjudicará más a los depositantes de Europa del Este y Rusia con dinero negro en Chipre, que no preguntaba por la procedencia de los fondos y era usado como paraíso fiscal, lo cierto es que no han hecho distinciones y parece que absolutamente a todos (residentes y no residentes, grandes y pequeños ahorradores) se les aplicará el impuesto, tengan el dinero que tengan. Pero como ya ocurrió en el corralito de Argentina de 2001, parece que los grandes depositantes fueron avisados con antelación para que pudieran sacar sus fondos del país o de los bancos a tiempo.

Si este impuesto de Chipre se aplica sobre el saldo en cada entidad y no sobre el total de ahorros de cada persona en todos los bancos, entonces la recomendación de no tener más de 100.000 euros en cada banco sigue siendo válida. Recordemos que 100.000 euros son los que en teoría garantiza el FGD español (Fondo de Garantía de Depósitos) a cada titular y entidad en caso de quiebra del banco. Así, en este caso, para evitar pagar el 9,9% del impuesto habría que tener menos de 100.000 euros en cada banco, con lo que pagaríamos “sólo” el 6,75%. Estas suposiciones se realizan sobre el caso de Chipre, ya que en el caso de que ocurriera en España las condiciones podrían ser otras, variando los límites de dinero, porcentajes, etc. Otros aspectos a considerar serían las sucursales de los bancos extranjeros en España, como es el caso de ING Direct, banco holandés del que responde el Fondo de Garantía de Depósitos de Holanda ( que también garantiza hasta 100.000 euros por titular y entidad), así que en caso de corralito en España no se sabe exactamente qué pasaría con el dinero depositado en él. Otros bancos extranjeros que operan en España, como el británico Barclays o el alemán Deutsche Bank están adscritos al FGD español.

Así que como siempre recomendamos diversificar el dinero, no tener más de 100.000 euros en cada entidad repartiéndolos en diferentes bancos. Una buena opción son los bancos sin comisiones que ofrecen buenas rentabilidades y no cobran comisiones, como ING Direct, EVO banco, Openbank, Uno-e, Activobank, Banco Sabadell, etc. También puede ser recomendable tener de 3.000 a 6.000 euros en efectivo en casa o entre 30.000 y 60.000 euros en cajas de seguridad en oficinas bancarias físicas, donde ni siquiera el banco sabe lo que cada cliente guarda y no se ven afectados por estos impuestos. Parece que en el caso de Chipre tampoco se han visto afectadas las acciones o valores bursátiles, bonos y fondos de inversión.

Actualización (19/03/2013): Según las últimas informaciones, parece que la mayoría del parlamento chipriota ha rechazado la quita sobre los depósitos bancarios, así que la medida queda en el aire y no se aplicará de momento.

Escribe un comentario

requerido, usa el nombre real
requerido, no será publicado
opcional, la dirección de tu web