Las empresas y autónomos pueden seguir facturando al 18% de IVA después del 1 de septiembre de 2012, si el servicio ha sido anterior

Si los servicios se han prestado antes del 1 de septiembre de 2012, se puede facturar con 18% de IVA, aunque la factura tenga fecha posterior al 1 de septiembre